Muslitos de pollo con pimientos
Plato principal

Muslitos de pollo con pimientos


En esta receta de muslitos de pollo con pimientos, trabajaremos el sofrito que acompañará al pollo que le dará un toque muy sabroso y conseguiremos un pollo jugoso por dentro y crujiente por fuera, es una receta muy fácil, rica y económica con ingredientes accesibles para cualquier persona.

  • Tiempo de elaboración: 45 minutos.

Ingredientes para 4 personas

  • 8 muslitos de pollo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 50 gramos de bacon
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite para freír
  • Sal
  • Pimienta
  • Vino blanco

Elaborar la receta de arroz con pollo

1. Comenzamos con la preparación del sofrito, vamos a trocear en daditos la cebolla, el pimiento, el tomate y el bacon.

2. Ponemos a calentar aceite en una sartén a fuego medio y salteamos el bacon hasta que consigamos dorarlo. Después incorporamos el pimiento rojo y la cebolla. Salpimentamos y lo vamos removiendo durante 15 minutos a fuego medio hasta que veamos que la cebolla está transparente.

3. Ahora vamos a darle mas fuerza al fuego y ponemos en el centro de la sartén el tomate apartando el resto de ingredientes que ya teníamos con un poco de sal. Ahora dejaremos pasar otros 5 minutos, recuerda removerlo de vez en cuando para evitar que se pegue en la sartén.

4. Ahora añadimos un poquito de vino blanco, al gusto y lo dejamos nuevamente 5 minutos a fuego alto mezclando de vez en cuando.

5. Ahora cogemos otra sartén y añadimos mucho aceite para freir los muslitos de pollo. Esperamos a que el aceite esté bien caliente, introducimos los 8 muslos ya salpimentados y nos aseguramos de que queden cubiertos de aceite.

Es recomendable pinchar un poco el pollo.

Esperamos hasta que veamos que el pollo se comienza a dorar y entonces bajamos el fuego a fuego lento. Dejamos el pollo durante 30 minutos. En los 3 últimos minutos subimos nuevamente el fuego para dejar la piel crujiente.

6. Para terminar, introducimos los muslitos de pollo en la sartén de la salsa y dejamos que se termine de cocinar 2 minutos más.

Lo vamos removiendo todo durante estos minutos y le damos la vuelta para que las dos caras del pollo cojan todo el jugo de la salsa.

Ahora solo queda servir los platos, te recomiendo que introduzcas una base de salsa, un par de muslitos cruzados y poner un poco más de salsa por encima. Tus comensales se van a chupar los dedos.

Consejos

Es importante que prestes especial atención en la intensidad del fuego en cada momento de la receta, de esta forma conseguiremos el efecto buscado para el pollo y el sofrito.

¿Te ha gustado esta receta?

Haz click en las estrellas para votar esta receta