Receta de caldo de pollo
Entrantes

Caldo de pollo y verduras


Un buen caldo de pollo nos puede sacar de un apuro, una receta perfecta para aquellos días de invierno en los que no sabemos qué hacer de cenar, un plato rico y fácil de elaborar. Hoy en día, podemos encontrar briks de caldo de pollo elaborado de forma industrial, pero no tiene nada que ver con un caldo de pollo casero hecho en casa.

Hoy, os mostraré cómo hacer una rica y fácil receta de caldo de pollo con verduras.

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 90 minutos
  • Tiempo total de la receta: 105 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 1 carcasa de pollo
  • 1 hueso de jamón serrano
  • 1 hueso de espinado
  • 1 tomate grande
  • 1 ramita de apio limpia
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 2 huesos salados blancos
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer caldo de pollo

1. Lavamos la carcasa de pollo, el hueso de jamón, el hueso de espinazo y los dos huesos blancos y los colocaremos en una olla profunda.

2. Limpiamos y pelamos las verduras y las cortamos en trozos medianos.

Nota: el tomate no es necesario pelarlo ni cortarlo, con lavarlo bien es suficiente.

3. Ponemos la olla donde tenemos los huesos a fuego lento, introducimos la carne de pollo con una cucharada y media de aceite de oliva virgen extra y esperamos a que se dore la carne de pollo.

4. Añadimos las verduras que hemos preparado antes, 5 litros de agua (dependiendo de las dimensiones del recipiente).

5. Cuando el agua empiece a hervir, iremos desespumando las posibles impurezas que van quedando en la superficie. Hervimos durante hora y media a fuego medio si estamos utilizando una olla normal y veinte minutos si utilizamos una olla exprés.

6. Transcurrido el tiempo de cocción, colamos el caldo de pollo en una sopera, obteniendo un rico caldo que podremos tomar solo, con algunos fideos y con unas gotas de limón.

Consejos

Podremos desmenuzar los restos de carne de pollo sobrantes y añadirlos a la sopa de pollo.

También podemos triturar las verduras, pasarlas por un pasapurés y añadirlas a la sopa de pollo..

Podremos congelar el caldo sobrante para así consumirlo cuando nos venga de gusto.

¿Te ha gustado esta receta?

Haz click en las estrellas para votar esta receta